martes, 14 de enero de 2014

Gamonal

Que haya un barrio en Burgos que tiene nombre de explosivo tendría que haber alertado a los regidores de la municipalidad sobre las consecuencias de sus intenciones de dedicarse a las grandes obras.

Pero no es eso de lo que tendríamos que hablar.

Lo que parece más propio de este blog es dedicar unas líneas al tratamiento canallesco que los medios de comunicación afectos al PP están haciendo de estas movilizaciones, más allá de que sean apropiadas o no.

Desde el Ministerio del Interior se ha lanzado la consigna de que se trata de grupos "antisistema" y guerrillas más o menos itinerantes al estilo batasuno, y no se la han envainado ni siquiera cuando ellos mismos han publicado que los detenidos son todos burgaleses.

En el más puro estilo del Ministro de Propaganda del III Reich, el "molt honorable" Joseph Goebbels, han creado una mentira y la repiten sin cesar.

El que el propietario del único diario de Burgos sea a la vez el constructor a cargo de la mas que prescindible obra, es solo la guinda del pastel, y hace que volvamos la vista hacia el papel que en la España de hoy juegan los constructores enriquecidos por el pasado "boom" inmobiliario.

Con el dinero acumulado y en compañía de sus amigos, o sea los políticos que les ayudaron a hacerse millonarios, estos personajes campan por sus respetos con la complicidad de regidores municipales y autonómicos.

Lo mismo regentan periódicos que clubes de fútbol, y lo mismo aparecen como benefactores de las artes que como "empresarios" de éxito.

Y como cuentan las novelas de Rafael Chirves, (véase la serie de TV Crematorio), su poder mina el estado de derecho.

Todo eso no oculta la responsabilidad de los medios de comunicación a la hora de hablar del Gamonal. Mienten y lo saben. Callan y lo saben. Claudican y lo saben.

No tengo ni idea de porqué los vecinos de ese barrio burgalés se oponen a que su calle se convierta en bulevar.

Tampoco tengo idea, aunque todos la sospechamos, de porqué el consistorio burgalés ha decidido gastarse unos millones de euros en tan inútil obra.

Y no tengo ni idea porque los medios de comunicación no me cuentan ni una cosa ni la otra.

Solo dicen que el ayuntamiento "no dará su brazo a torcer", y que ha habido violencia y detenidos una noche más.

Es verdaderamente lamentable el estado de decrepitud de nuestra democracia.

¿Es que nadie se da cuenta?

2 comentarios:

Alejandro Cordón dijo...

Todo de acuerdo, menos una cosa. Sí que hay medios que evitan esa manipulación (aunque no la tendencia ideológica). Medios que tratan de explicar qué es lo que está pasando: http://www.eldiario.es/escolar/pasando-Burgos_6_217738233.html

Claro, no son El Mundo ni El País. Son de menor tirada e impacto, no depende de los grandes anunciantes. Los hay, pero claro, si el cliente sigue prefiriendo los medios grandes, sin dar oportunidad a las alternativas, pues seguiremos teniendo manipulación.

Qué curioso, igual que pasa con la gente que sigue prefiriendo votar a los partidos grandes...

Antonio Cordón dijo...

eldiario.es también entra en mi ronda informativa, entre otras cosas porque uno de mis socios escribe ahí.

Lo que sucede es que es un medio excesivamente militante de las causas de izquierda, y por tanto para mi, poco fiable.