viernes, 16 de febrero de 2007

Te regalo mis ideas

Leo en el blog ALT1040 una verdad como un templo (merece la pena leerlo). Una verdad que además se refuerza con la misma existencia de este post.

Las ideas, una vez llegan a Internet ya no tienen propiedad. Mediante el sistema tradicional, el que transmitía una idea primero, tenía una gran ventaja. Quedaba claro quién había sido el transmisor, ya que "quedaba cerca" de los receptores finales. Ahora, una idea cae en el estanque de Internet, y las ondas se empiezan a propagar: la idea se transfiere de blog a blog, de messenger a messenger; la gente opina, acuerda y desacuerda, modifica, elimina y añade, combina la idea con otras.

Las ideas no son como las cosas. Si yo tengo una manzana y te la doy, yo ya no tengo manzana que comer. Si yo tengo una idea y te la doy, los dos tenemos una idea.

Ya no importa tanto quién dijo qué, quién introdujo la idea en el sistema. Lo importante es que esté ahí, al alcance de todos. Que se discuta sobre ella y se emitan valoraciones. Este es uno de los principales valores de la red. Una vez más, mucho más que un simple repositorio de información, sino también de ideas y opiniones.

1 comentario:

more :Þ dijo...

Hola,
Os pongo un enlace a una teoria curiosa, que asemeja la herencia cultural a la herencia genetica.

http://en.wikipedia.org/wiki/Meme

Cuando tenga tiempo comento algo sobre ella.

Saludos.