lunes, 24 de agosto de 2009

Cómics sin papel

Las grandes editoriales del comic americano deben de mirar con desconfianza el futuro. Después de unos años de esplendor, donde los superhéroes surgían como caracoles después de una tarde lluviosa en el norte, ahora parece que los míticos tebeos ya no se venden como antes. Reconozcámoslo, las nuevas generaciones prefieren la PlayStation y las películas de acción para distraer sus tiernas mentes, a enfrascarse en la aparentemente más tediosa lectura. Por ello, conseguir vender un libro o un cómic a los jóvenes supone todo un reto editorial.

Hoy en día, la incursión en el mundo de Hollywood ha supuesto un respiro a Marvel y DC, las 2 grandes americanas. Batman, Spider-man, Superman, X-Men... han hecho renacer franquicias prácticamente agotadas, que debían sobrevivir a más de 40 años de historietas en las que la evolución de los personajes es casi nula. Sin embargo, los cómics no dejan de ser la base del mundillo y su persistencia es básica para toda la industria que se mueve alrededor.

Visto que en la actualidad los chavales parecen más dispuestos a llevar en la cartera una PSP o un iPhone, auténticos centros multimedia portátiles, que un cómic, las editoriales se plantean cómo adaptarse a los nuevos tiempos. Si Mahoma no va a la montaña, la montaña irá a Mahoma.

Marvel ha lanzado comics animados (motion comics) disponibles en el iTunes y, próximamente, en la PlayStation Store. Estos no dejan de ser comics digitalizados en los que los dibujos de las viñetas se mueven estáticamente y se les ha dotado de voces. Únicamente he visto avances, pero la idea no me parece mala en absoluto y estoy seguro que atraerá a muchos chavales que sólo conocen a Spider-Man por las películas. Una clara muestra de cómo llegar a tu público objetivo, cuando ves que este empieza a alejarse de ti.

¿Supone esto la muerte del cómic tradicional en papel? Ni mucho menos, aunque seguro que existen alarmistas que así lo claman. Creo que hay espacio para estos 2 formatos, y cualquier otro que pueda llegar, cada uno para un público y ocasión determinada. Como aficionado al cómic que soy, leo mucho en papel, pero también en mi iPhone. Ninguno sustituye al otro, sino que aprovecho la tecnología para potenciar mi experiencia como consumidor de viñetas y bocadillos.

2 comentarios:

Jose Ignacio Hita Barraza dijo...

Otro dato a tener en cuenta en este tema, que nunca se tiene en cuenta, es el tema ecológico: No podemos pretender tener TODO en papel, que el papel viene de los árboles muertos que talamos y el Amazonas cada vez es más pequeño...

Alejandro Cordón dijo...

Muy cierto, pero no quería aducir esa razón porque podría parecer demasiado demagógica...