miércoles, 14 de septiembre de 2011

Amazon irrumpe en el comercio electrónico español

Salgo de mi desierto creativo para comentar lo que sin duda es la moda del día: amazon ha llegado a España.

Si bien la noticia no nos ha pillado por sorpresa a muchos y hemos corrido raudos a ver la oferta disponible y hacer nuestros primeros pedidos, la amplia mayoría de la gente aún no tendrá conocimiento de que este famoso portal de comercio electrónica ha abierto en nuestro país.

¿Y con qué nos hemos encontrado? Con mucha desilusión. amazon.com y amazon.co.uk si se han caracterizado por algo entre los consumidores españoles es por ofrecer unos precios, por producto y por envío, mucho más baratos que los propuestos las tiendas de nuestro país. Esperando ver algo similar, muchos hemos sido los que nos hemos sentido algo desengañados al comprobar las condiciones de la tienda española.

Los precios de los libros siguen siendo exageradamente caros en comparación con nuestros vecinos europeos (fruto de una de esas "luminosas" ideas de nuestros políticos, que regulan el máximo descuento que se puede hacer en los libros, en favor de los pequeños libreros, pero en contra de todos los consumidores y de la competitividad general del país). Los DVDs no presentan las grandes ofertas y gangas que sí que hay en la versión UK. Los videojuegos son algo más baratos que en la Fnac, pero nada que ver con lo que uno se puede encontrar en sitios como play.com. Los gastos de envío, componente especialmente exagerado en España, sólo son gratuitos en libros por más de 19€, aunque los precios son mucho mejores que otras tiendas virtuales españolas.

Entonces, ¿a qué viene tanto revuelo? Pues porque amazon tiene la capacidad de cambiar el comercio electrónico en nuestro país. Quizá sea por el buen tiempo, que anima a salir de tiendas para comprar, o quizá a causa de una profunda incultura digital, la realidad es que en general a los españoles nos cuesta mucho comprar por Internet. Esto ha provocado una seria falta de incentivos entre los vendedores para crear un contexto y unas condiciones atractivas, que en general han aprovechado para demorarse en su adaptación. La oferta es pobre y cara, con unos gastos de envío ya comentados que rozan lo bochornoso.

Es necesaria la llegada de un player externo, con su propia forma de hacer las cosas y el músculo e inercia necesarios, para cambiar el statu quo. Y ese papel es el que quiere jugar amazon en España, el de líder que abre el camino de cómo deben hacerse las cosas, como ya ha demostrado que funciona en otras geografías. Probablemente amazon no haya conseguido entrar en nuestro mercado de la manera tan disruptiva que hubiesen querido (ellos y nosotros), pero este tipo de cambios nunca han sido fáciles ni inmediatos (claro ejemplo es la falta de ebooks para el kindle en amazon.es). Si no, alguien ya lo habría hecho.

Ahora, Fnac, la Casa del Libro y otros tantos ya tienen su incentivo para construir una oferta electrónica decente. Y así empezará una bola de nieve que al final tendrá en los consumidores a los máximos beneficiarios. Y que tendrá otros efectos secundarios, como un descenso en la temida "piratería", que sólo requiere de incentivos para el público en forma de buena oferta y experiencia.

De todas formas, yo de momento seguiré comprando en amazon.uk y animo profusamente a ello: más barato, sin gastos de envío, en muchas ocasiones mejores ediciones y sin mutilar con doblajes o traducciones :-)

3 comentarios:

RaM dijo...

Totalmente de acuerdo Alejandro. Esperemos que la entrada de Amazon fuerce a mejorar su oferta y servicio a los que aspiran a competir en la batalla por el ecommerce español (confío en que así será).

También de acuerdo en que, por ahora, creo que en mi caso amazon UK seguirá siendo mi tienda de cabecera.

Saludos.

Javier Lecanda dijo...

Pero dí la verdad Alex, qué compraste ayer en Amazon.es??? Algo seguro que cayó... jeje

Alejandro Cordón dijo...

No, no compré nada. Ya te digo que yo soy más de amazon.co.uk...