jueves, 12 de julio de 2012

ERE a los políticos

En el día después de lo que algunos llaman "Rajonazo", y que a mi no me parece para tanto, al margen de avergonzarme por el comportamiento de la prensa trompetera del PP, o sea El Mundo, ABC, y La Razón, me da vergüenza ajena igualmente los comentarios de la clase política, excepción hecha de Rosa Díez que es la única persona que ha dicho la verdad: Rajoy ha preferido cargarse el estado de bienestar a cargarse el estado de las autonomías.

He ahí la auténtica madre del cordero, y la bicha que nadie se atreve a tocar.

Sin embargo es la clave de todo. Mientras no se toque los mercados no nos darán tregua.

Yo quiero que el gobierno anuncie las siguientes medidas:

Fusión de las autonomías Madrid, Castilla La Mancha, Castilla León, Cantabria y Rioja.

Fusión de las autonomías Valenciana, Murciana y Baleares.

Fusión de las autonomías Andalucía y Extremadura.

Fusión de las autonomías Galicia y Asturias.

Disolución obligatoria de todos los municipios de menos de 25.000 habitantes.

Creación de los municipios Gran Madrid y Gran Barcelona.

Eliminación de todas las estructuras funcionariales redundantes como consecuencia de las fusiones.

Traspaso de todas las competencias de Sanidad, Justicia y Educación a la Administración Central.

Si los vascos y catalanes no quieren, que se las queden. (Pagándoselas ellos).

Persecución implacable del fraude del IVA, con penas de carcel para los defraudadores.

Cese inmediato de toda subvención a sindicatos, patronales y partidos políticos.

Topes salariales inmisericordes a alcaldes, concejales, y cargos públicos en general.

Incompatibilidad absoluta entre ocupación de cargo público y cualquier otra actividad, incluidas funciones orgánicas en el partido.

Cierre inmediato o privatización de todas las televisiones y radios públicas. (Excepto TVE 1 dedicada aprogramas educativos e informativos).

Cierre inmediato de toda infraestructura que no justifique su existencia de forma solvente y suficiente.

Cierre del Senado.

Disminución de diputados a la mitad en Cortes Generales, y a la décima parte en caso de diputados regionales.

¿Seguimos?

   

1 comentario:

Alejandro Cordón dijo...

Deberías montar un partido político... Te seguiría mucha gente... Pero nunca ganarías...