viernes, 4 de diciembre de 2009

La encuentro de Cultura con los internautas

Finalmente, después del manifiesto publicado ayer, el Ministerio de Cultura convocó a algunos de los nombres más importantes de la Red española, entre los que se encontraban Enrique Dans, Ignacio Escolar, Julio Alonso, Jesús Encinar... No se conocían las intenciones del Gobierno, pero al poco tiempo se descubrió la trampa.

La ministra llegó, con la reunión bien empezada entre internautas y equipo del Ministerio. Acto seguido llegaron los fotógrafos y tomaron sus instantáneas. Un par de frases vagas, del estilo "es un asunto complicado, la tecnología nos adelante siempre, hay preguntas sin respuesta clara". Y a la media hora se va, a inaugurar un museo. El caso no merece más de su tiempo. La foto está hecha.

Afortunadamente los tiempos están cambiando. Lo que antes hubiese sido oscurantismo y rueda de prensa condicionada, hoy ha sido retransmisión en directo vía Twitter, lo que nos ha permitido conocer lo que pasaba en la reunión al momento, y no que luego nos lo contase una voz interesada.

Obviamente, la reunión en sí no resolvió nada. No es lo que opina la ministra, para la que fue una experiencia "muy positiva" (a pesar de su corta estancia), pero la realidad dicta que la ley ya estaba cocinada (supuestamente consultada con diversos colectivos, aunque aparentemente ninguno de Internet) y que no tienen intención alguna de cambiarla, ni en contenido ni en plazos. El Ministerio no parece apearse de su idea y de esa manera no puede existir nunca un diálogo. Es curioso, porque hasta el ministro de Cultura ha mostrado un cierto desacuerdo y el mismo Zapatero ha tenido que salir al estrado para decir que no se va a cerrar ninguna web. Me preocupa la poca alineación que muestran en el Gobierno, y este no es el primer caso. Pero sí que me alegra el hecho de que haya tenido que salir el Presidente del Gobierno a dar la cara, lo cual demuestra que si queremos, podemos tener voz.

Creo que merece la pena destacar una de las geniales ideas aportadas por el Gobierno, consistente en la creación de un “súper-portal de contenidos culturales”. En fin... Más impuestos al bolsillo de algún otro y otra página web inútil y desfasada ocupando la web. ¿Por qué no dejan a empresas privadas hacer su negocio? iTunes, Hulu, YouTube, Netflix... Muchas son las que podrían ofrecer contenido de calidad en Internet y la SGAE no pone más que pegas que impiden su modelo de negocio...

Aunque no nos engañemos, no todos los internautas están a favor de las ideas del manifiesto. Los hay contrarios a ellas (lo cual me parece sano y lógico), que entre otros desacuerdos expresan su indignación porque unas personas hayan decidido proclamarse portavoces de la Red española. Bueno, creo justo al menos refutar este punto y comentar que fue precisamente el Ministerio el que llamó a estas personas y que la mayoría de ellos han manifestado su rechazo a mostrarse como representantes de nada. Aunque los verdaderos líderes no se imponen, sino que se los alza...

Aprovecharé para recordar de qué va está ley, qué no estamos jugando. Según ella, una comisión formada por el Ministerio de Cultura y la SGAE podría cerrar páginas web sin necesidad de orden judicial si se considera que vulnera derechos de autor. Incluso si el servidor no se encuentra en España, podrían pedir a las operadoras que capen el acceso directamente. Grave, muy grave. A esto se le llama censura y es la que hace que la Internet de China o Cuba no sea la misma que en el resto del mundo.

Finalmente comentar que mañana habrá concentraciones por toda la geografía española en contra de la ley. Creo que es importante que se vea que detrás de estas ideas no hay ordenadores, sino personas. En lenguaje de los políticos, votos. Yo trataré de estar a las 20:00 en la puerta del Ministerio de Cultura. Si esto te interesa (debería) y puedes, espero verte por allí.

2 comentarios:

Jose Ignacio Hita Barraza dijo...

Paripé cien por cien de gobierno que va de dialogante pero que luego hace lo que le sale de los huevos, el diálogo, si no sirve para que ambas partes reflexionen, no sirve para nada, es como hablar a la pared.

De izquierdas o derechas, son la misma historia de siempre, a gobernar para el que tenga poder en lugar de para el ciudadano.

Alejandro Cordón dijo...

Ya lo dije, fue una reunión para la foto. Esta situación que vivimos no es más que un burdo reflejo de la democracia. Todo para el pueblo, pero sin el pueblo.

El pueblo no debería temer a su Gobierno. El Gobierno debería temer a su pueblo...