jueves, 6 de septiembre de 2007

Cómo no, acerca de Apple

Ayer fue otra de esas key notes de Steve Jobs, grandes líderes de audiencia, al menos en la web. Todo el mundo geek estaba pendiente de las pantallas de sus ordenadores para ver bajar a Mr. Jobs del monte Sinaí cargado con una presentación para enseñar al mundo sus nuevos productos. Palabra de Apple.


En cuanto a nuevos terminales, todo lo que se enñó era esperable. Un iPod Shuffle más barato y en nuevos colorines; un iPod nano ligeramente modificado para albergar vídeo (aún sigo sin entender quién puede querer ver vídeo en una pantalla tan pequeña, pero el manda le necesidad de empujar al mercado); un iPod de toda la vida, con más capacidad (sorprendentes 160 GBs), en menos espacio y por menos dinero; y un iPhone sin phone (iTouch, una PDA en toda regla, la convergencia presente de nuevo), la verdadera novedad, que todo el mundo esperaba.

Pero la verdadera sorpresa vino al final de todo, ya que Apple anunciaba que rebajaría el precio de su iPhone de 8 GBs en un tercio (de $600 a $400) y que descontinuaría la versión de 4 GBs.

Esta estrategia de marketing, conocida como el "desnatado de precios" y básica en el mundillo, tiene un claro objetivo. Una vez que los impacientes primeros frikis usuarios hacen la compra, se baja el precio para que el resto del público empiece a comprar.

El problema es que a mí me parece que no lo han hecho del todo bien. Sobre todo al enfadar a su clientela más fiel, aquella gente que corrió e hizo colas para adquirir el preciado tesoro. Un público que gastó $200 más por tener el terminal 66 días antes, sin saber la rebaja que se les avecinaba.

El punto es que la rebaja ha sido muy pronto (se esperaba más tarde, Navidad por ejemplo) y muy brusca. Un tercio del precio es una salvajada. A mi esto me huele a improvisación por todas partes. Ahora, no seré yo el que se queje, sólo si no llega a esa precio a Europa.

Al menos parece que Apple dará $100 para gastar en una de sus tiendas a los poseedores de un iPhone, aparte de estar en tu derecho de recuperar el dinero de la rebaja si tu compra tiene menos de 14 días con respecto a la fecha de la bajada de precio. Detalles como estos ensalzan a Apple sobre otras empresas. Y hacen pensar otra vez en que este no era su plan de acción establecido y algo les ha llevado a Jobs&co a decantarse por las rebajas otoñales.

Otros anuncios interesantes fueron la nueva iTunes WiFi, con acceso inalámbrico, y el partnership con Starbucks. Empresas similares pero en industrias diferentes se dan la mano.

Finalmente, la conclusión a la que llegamos es que la táctica de Apple es copar todo el espectro de precios del mercado de los reproductores, acercando una posibilidad a cada bolsillo. Desde los 80€ hasta los 390€. Este último caro, pero eso sí, mola un huevo (que no está mal, para ser una manzana.... :P )

3 comentarios:

Javier Lecanda dijo...

Hello again...
Pues creo que la bajada de precio en $200 dolares ni es tan sorprendente, ni es tanta... Para empezar, todos los frikis que se fueron a formar para comprar el iPhone saben que van a pagar más y que en unos meses saldrá una versión con más memoria al mismo precio. Así que bueno, si fuiste lo suficientemente jilipollas como para comprar tu iPhone la semana pasada no tienes remedio, pero para todos los frikis, yo creo que no les cayo de ninguna sorpresa.
Por otro lado, tampoco creo que la reducción de precio sea tan grande... Aunque suena como un 33% de descuento, en realidad creo que habría que considerar el precio total de tener el iPhone, incluyendo el contrato por un alma a AT&T. Viendolo así, 200 dolarucos no son tanto, pero bueno igual no son despreciables. Lo que sí, es que esto pone más interesante la escena para Nokia y otras compañías... cuando creían que el iPhone iba a ser solo para los ricos y no les iba a comer mucho el mercado... zaz! Llega Apple otra vez y lo convierte en un dispositivo "un poco más" para las masas.
En fin, se pone interesante. No obstante, algo que se me hace ridículo es el tener que pagar otro dolar por 30 segundos de una canción que YA pagaste para ponerla de ringtone! Verdaderamente un robo... pero nimodo, es una de las desventajas de un sistema cerrado típico de Apple.

Alejandro Cordón dijo...

Todo el mundo sabe que los precios de los productos de tecnología caen con bastante rapidez. Que salen mejores versiones y más baratas cada cierto tiempo.

Yo me compré un iPod asumiendo que en un tiempo quedaría "desfasado" y sustituido por otro mejor, que ese dinero gastado, unos meses después me podría dar algo mejor.

Típicamente Apple mejora prestaciones y mantiene (o baja muy ligeramente) los precios. Pero en esta ocasión ha dejado el producto igual y ha bajado $200 el precio. ¡En tan sólo 66 días! Una cosa es que el producto se quede desfasado y sea sustituido y otra muy distinta es lo que a mi parece tiene pinta de ser una corrección a un error de pricing que cometieron hace 2 meses.

¿$200 no son tanto....? ¡Es un iPod Nano! ¡Son más de $3 dólares al día de depreciación! Ninguna Ley de Moore podría sostener este comportamiento. Hay algo más ahí detrás.

Javier Lecanda dijo...

Sí, eso es cierto... es un grave error de pricing ya que el precio lo anunciaron desde enero o no recuerdo cuando... :P