martes, 13 de noviembre de 2007

Hay gente para todo

Y es que la jungla digital no es más que una extrapolación virtual de la jungla urbana que nos rodea día a día.

La red lo único que hace es acercarnos todos los especímenes dignos de recalco que cohabitan en el mismo hábitat.

Siempre habrá gente que desarrolle aplicaciones para Facebook; que clickee en los anuncios de Google; que pique con los spams y las páginas de phising; que cuente en un diario público sus penas e ilusiones de adolescente; que venda las cosa más rara e inimaginable; que escriba auténticas obras de arte y no cobre por ello; que aconseje a los demás con su experiencia; que exponga y comparta sus ideas sin miedo a perderlas, porque sabe que realmente las está expandiendo; que descubra toda su información personal en un perfil público; que suba sus vídeos y fotos de las vacaciones a cuentas de YouTube y Flickr; que ofrezca servicios sin (aparentemente) exigir nada a cambio.

Siempre habrá gente para todo, y el resto de los usuarios son el público, verdadero gobernante, que decide sobre lo que merece la pena y lo que no.

Pero gente que haga cosas raras siempre la ha habido, incluso antes de Internet, aunque parezca mentira. En este vídeo tenemos un claro y divertido ejemplo, en el metro de Madrid.



Si no existiese Internet podrían haberlo hecho igual, y sinceramente yo quiero creer que así habría sido. Siempre hubo, hay y habrá gente para todo.

Eso sí, hoy en día todos tienen un hueco en la jungla digital.

1 comentario:

virginia dijo...

...

En otra época sólo podíamos ver friqis en pogramas como el semáforo.., ahora podemso seguir viendolos en la tele basura, y ademas en Internet...