domingo, 11 de julio de 2010

Antes de la apoteosis,...,o de la debacle

El ritmo de las entradas en el blog se ha ralentizado como consecuencia de esta ola de calor africano que nos azota.

No es nada nuevo.

Estamos cerca del aniversario de la batalla de las Navas de Tolosa, el 16 de Julio de 1212, donde tras el combate en si se produjo una auténtica matanza que dejó en el terreno varios miles de cadáveres que comenzaron a descomponerse rápidamente.

De hecho, tras la batalla no quedaba ningún ejército musulmán digno de tal nombre y por tanto Al-Andalús habría terminado.

Y no fue así.

La pestilencia de los miles de cuerpos era tan terrible que el temor a que se desencadenase una peste hizo que los ejércitos cristianos abandonasen la zona y cruzasen Despeñaperros de nuevo.

¡Que calor haría en aquellos días!

El calor es un disuasor de toda actividad.

El que diga que en los países ecuatoriales la gente es vaga, no sabe de lo que está hablando.

Ahora mismo el ordenador en el que escribo es una fuente de calor insoportable.

Todo el mundo está callado a la espera del gran partido.

¿Estaremos después en es éxtasis, o tal vez en la agonía?

¿Por qué somos los humanos tan tontos y tan gregarios que nos alegramos por las gestas de un grupo de futbolistas que enarbolan nuestra bandera?

Y puestos a ser tontos, ¿realmente creerán los que asistieron a la manifestación de Barcelona que sus vidas van a mejorar porque su país sea independiente?

Algunos desde luego ganarán, pero ¿la mayoría?.

Lo que es evidente es que en la era digital el ser humano sigue siendo tribal y bárbaro.

En fin, que gane España, por favor.

1 comentario:

Alejandro Cordón dijo...

Sobre la batalla de las Navas de Tolosa merece muy mucho la pena leer el último artículo de Arturo Pérez Reverte: http://www.perezreverte.com/articulo/patentes-corso/546/la-carga-de-los-tres-reyes/

Como dice, efectivamente yo no recuerdo haber estudiado este evento en el colegio. Así nos va. Sí que es verdad que podría ser una gran película... ¡A ver si con la victoria del domingo España deja de ser un país tan acomplejado de sí mismo!