jueves, 1 de julio de 2010

Hulu en el iPad

Me va a costar comentar la llegada del Hulu al iPad sin plagiar palabra por palabra el post de Ángel Jiménez en Gadgetoblog, ya que suscribo todas y cada una de sus reflexiones, pero haré un esfuerzo por intentarlo, sin prometer nada.

Hulu, servicio web perteneciente a cadenas de televisión estadounidenses para ver capítulos de series bajo demanda, se ha asentado como una realidad en EEUU. Introduciendo 3 anuncios por capítulo y bajo un modelo gratuito, conforma junto con Netflix, TiVo y el propio cable la alternativa a las descargas que tanto imperan en Europa. No hay nada como atender las demandas de tus consumidores para que estos dejen de inventarse otros caminos que se salen de tu circuito.

Ahora Hulu ha llegado al iPad, paso que ya realizó antes Netflix, en este caso seguido de la coletilla Plus. Esta palabra suele ir acompañada de un cobro y esta vez no iba a ser diferente. $10 al mes permiten al consumidor disfrutar de un mayor catálogo de series (qué pena que no sea infinito) en mayor calidad y en diferentes terminales, fuera de la pantalla del ordenador. A saber: el ya mencionado iPad, videoconsolas (X-Box y PlayStation), móviles y televisores conectados a la Red. En este punto me chirría un poco que, aun pagando, se mantenga la publicidad, pero qué se le va a hacer.

Una vez más, nos encontramos con el modelo freemium, que tantos negocios están adoptando en la Red, y con la tendencia tripantalla. Hulu, al igual que YouTube, quiere ir abandonando la ya conquistada pantalla del ordenador, para introducirse en el Gran Búfalo Blanco del sector, la televisión (a ser posible, del salón), donde se encuentra el grueso del dinero, y las pantallas móviles, que cuentan con el mayor crecimiento presente y futuro.

Mientras tanto, en España (así como en la mayoría del resto de los países del mundo), tenemos que lidiar con unas sociedades protectoras de derechos que lo único que quieren proteger es su status quo, y con unas distribuidoras más centradas en mantener sus actuales fuentes de ingresos de cara a los accionistas antes que labrarse el futuro de los próximos años. Todo pasa por cambiar su forma de pensar y entender que el intercambio de archivos no es una "enfermedad" que eliminar, sino la competencia que está machacando sus negocios y que tienen que afrontar. Pero creo que aún quedan unos años para eso. De momento, lamentemos no vivir en EEUU (aunque sólo sea por ver series...).

3 comentarios:

Jose Ignacio Hita Barraza dijo...

El día que Hulu (o quién sea) ofrezca todo el contenido que yo me bajo con Rapidshare, por un precio similar al que pago por Rapidshare, dejo de pagarlo y me cambio, y como yo creo que muchos, así que a ver si espabilan pronto :)

Alejandro Cordón dijo...

Totalmente de acuerdo y estoy seguro de que las mentes detrás de Hulu estarían encantados de poder hacerlo... Otra cosa es lo que opinen los que ponen el dinero, las productoras, distribuidoras y gestores de derechos...

Jose Ignacio Hita Barraza dijo...

Sí, cuando digo que "a ver si espabilan pronto" me refiero más a ellos que a los de Hulu, que seguramente estén como locos por hacer algo así ya.