viernes, 29 de junio de 2007

Remove (your privacy)

"La mayoría de la gente piensa que el derecho a la provacidad implica tener privacidad"

Que hoy en día vivimos en un mundo en el que la información nos inunda más que nunca antes es un heco del que no cabe lugar a dudas. Por diversos canales (radio, TV, Internet....), nos llegan todo tipo de noticias, documentos, comentarios, vídeos, estados, sonidos, textos, etc. Todos nos cuentan algo, unos cosas más interesantes, otros menos. Unos pocos que pasan nuestro severo filtro de atención, y otros muchos que simplementen se quedan a las puertas de nuestros ojos y oídos.

Pero la socidad de la información es codiciosa y exige recibir lo mismo que ella da. Sí, es cierto, recibimos mucha información. Pero, ¿cuánta damos?

Nuestras cuentas de correo, nuestros patrones de navegación por Internet, nuestras conversaciones por el móvil.... Cientos de megas de información que nos definen cada día. ¿Realmente nadie recibe esa información?

De hecho sí que lo hacen. Al menos Google lo admite. Todo lo que hacemos mediante sus aplicaciones se utiliza para ofrecernos anuncios personalizados, teóricamente mucho más eficaces que los genéricos. Pero, ¿quién más?

Hay quien opina que todas nuestras conversaciones por teléfono, tanto móvil como fijo, quedan registradas y grabadas en algún lugar oscuro (como poco un agujero negro, viendo la capacidad de almacenamiento requerida). Que todo lo que hacemos a lo largo del día es observado, vigilado y analizado....

¿Es esto cierto? ¿Realmente alguien almacena toda (o parte) nuestra información en algún lugar oscuro? ¿Nos hemos parado a pensar aunque sea por un momento si nos merece la pena pagar el precio de la privacidad a cambio de unos servicios sin los que hemos vivido perfectamente durante 5.000 años?

A continuación dejo un corto español, muy bueno, que nos hará pensar sobre el tema: Remove.



2 comentarios:

Antonio Cordón dijo...

La privacidad es un mito, como la belleza.

Pero como somos 6000 millones de personas lo que nos salva es el anonimato.

Si eres conocido y perseguido, entonces date por espiado.

Alejandro Cordón dijo...

Díselo a Osama....