lunes, 12 de abril de 2010

Los 300.000 IPad

El mundo financiero está revuelto con la cuestión del IPad.

Me parece bien ya que la alternativa es el "default" griego o demás desastres económicos y profecías del desastre universal, que ya nos tienen bastante acongojados.

Solo se vendieron 300.000 unidades de IPad el día de su salida al mercado y eso está por debajo de las famosas previsiones, así que andan los analistas dándole vueltas a las razones por las que este costoso aparatito no se ha vendido tanto.

A mi me parece que aunque la fórmula IPhone sea atractiva, eso no quiere decir que tengamos que abrazar cualquier propuesta del señor Jobs.

Tener un aparato con alta definición y bateria para mas de diez horas es estupendo para viajes intercontinentales, pero ¿cuanta gente lo necesita?

El hecho de que no vaya equipado con UMTS es también particularmente significativo.

Me parece que hay dos formas de mirar la red y su hiper-espacio: la de los que vienen del PC y la de los que provienen del teléfono.

Los primeros ponen delante la computación y los otros la comunicación.

Yo pensaba que el IPhone había resuelto la cuestión para siempre, pero no.

Claro que si el IPad tuviera teléfono incorporado, ¿para que tener un IPhone?

Pero, ¿para que tener un IPad si se tiene un portatil ultra-fino?

¿Y para que un lector digital?

No sé, me parece que la industria tiene que seguir adelante y vender cada trimestre mas que el anterior, pero no me parece igual de evidente que el consumidor tenga que comprar cada trimestre mas que el anterior, y esa es una contradicción difícil de superar sobre todo en tiempos de tribulación económica, cuando no sabemos si vamos a cobrar el mes que viene.

1 comentario:

Alejandro Cordón dijo...

Si es que hemos perdido las referencias...

Los analistas que previeron ventas de medio millón de unidades de iPads me parece que únicamente querían rascar su momento de atención del público, porque no era una expectativa factible.

He tenido la oportunidad de visitar una de las Apple Stores de New York y puedo asegurar que vi hordas de gente comprando la tableta. De hecho, no creo que se pudiesen vender más tabletas por minuto si se lo propusiesen.

300.000 unidades para un dispositivo que abre un nuevo mercado es una cifra formidable. Y los que ya lleva a día de hoy.

Hay mucho que hablar sobre este terminal, que es más de lo que parece. A ver si a mi vuelta le dedico un post en condiciones.