jueves, 29 de abril de 2010

Dejemos el ratón y teclado

Hoy, una de las conversaciones que he tenido con mis amigos en Buzz (sí, pertenezco a esa especie ya casi extinguida), me ha hecho pensar sobre el manejo de los ordenadores, móviles y demás dispositivos.

A raíz de la pronta aparición de una tableta a cargo de HP, junto con otras de Toshiba o Google, discutíamos si les será posible competir contra el iPad. Y si bien aparecían como fortalezas del producto de Apple la pantalla, el hype generado o el marketing, yo me decanto más por otra característica que creo que no es valorada lo suficiente en los análisis: la interfaz de usuario.

Desde que el ordenador personal entró en las vidas de los usuarios de a pie, éste ha sido manejado a través del ratón y el teclado. Y así hemos vivido los últimos 25 años, aprendiendo a manejar las máquinas mediante estos periféricos. Y el usuario de a pie no se caracteriza precisamente por ser un ente que aprenda deprisa.

Por ello, todo lo que se ha construido después sobre esta base (sistemas operativos, aplicaciones, máquinas...) se hizo pensando en ser manejado mediante ratón y teclado, retroalimentando la necesidad de estos periféricos.

Cuando los móviles empezaron a ser más potentes y las llamadas eran lo mínimo que se esperaba de ellos, pronto se hizo patente la necesidad de manejarlos sin ratón ni teclado. Pero el esquema mental ya estaba construido y los terminales se hicieron con carpetas y archivos, cursores, miniteclados y bolitas como las de un ratón...

El gran acierto de Apple con el iPhone fue reimaginar cómo debería ser un móvil, pensado sin prejuicios, pero con el conocimiento de 25 años de fabricar ordenadores. Eso dio lugar a un nuevo ecosistema, basado en aplicaciones manejadas a través de una pantalla táctil, que lleva arrasando en el mercado 3 años y que a los competidores aún les está costando igualar.

Ahora Apple amplía la pantalla del iPhone y traslada el concepto a un nuevo tipo de ordenador en formato tableta. Que realmente no era tan nuevo, ya que ya habían existido experiencias previas, pero de escaso éxito. ¿Por qué? Porque no dejaban de ser ordenadores tradicionales sin teclado, siguiendo un modelo que no estaba pensado para ser usado así.

Para obtener una gran experiencia de usuario en una tableta no se puede utilizar una interfaz pensada para un ordenador. E igual pasa con los móviles, e igual pasará cuando se extienda el uso del televisor como una pantalla más. Por eso creo que realmente el éxito de otras tabletas reside en la capacidad para abstraerse del modelo de ratón y teclado para llevar de la mano al usuario de a pie hacia una nueva forma de interactuar con una computadora. Y no sólo me refiero a los periféricos, sino también a los sistemas operativos, hardware y software.

Esperemos que HP y Toshiba no se limiten a instalar Windows 7 e inflar el dispositivo con funcionalidades, porque eso no va a funcionar. Si Google hace algo basado en su SO Chrome sí que puede presentar batalla y realmente es en el que tengo más confianza.

Veremos qué pasa. De momento tendremos que aprender a dejar de utilizar el ratón y teclado.

3 comentarios:

Alejandro Cordón dijo...

Precisamente ahora sale la noticia de que HP compra Palm y presumiblemente cancela el desarrollo de la HP Slate.

¿Por qué? Porque han entendido esto precisamente, que las tabletas no se pueden manejar como un ordenador tradicional. Como ellos no tenían el conocimiento de cómo hacerlo, compraron Palm y pararon sus líneas de acción actuales, para relanzarlas siguiendo un nuevo modelo basado en el Palm OS. O al menos esa es mi teoría...

Flubber dijo...

bastante prolijos sus comentarios pero me queda en duda si en realidad es mas eficiente y directo el uso tactil al ya utilizado por tantos años. soy usuario de tabletas, iphone y varios PCs, y no puedo asegurar que su facilidad de uso se halla incrementado ni que esto suponga una facilidad. algunos una vez han usado la tabla digitalizadora no pasan de pasar su lapiz encima de las tantas ventanas a las que nos hemos acostumbrado con el mouse (cual revolucion?) A veces creo que como la comida todo entra por los ojos y asi mismo estos bonitos aparatos sirven de placebos informaticos, pero cada vez me convenzo que la moda apple (esbelto, refinado, esclusivo y supuestamente facil) es simplemente una coyuntura pasajera si dejar de lado que muchas veces han sido inventores plausibles e innovadores

Alejandro Cordón dijo...

No creo que el uso táctil sea "mejor" que el tradicional, sino que es diferente y con usos diferentes. Por ejemplo, para el trabajo veo claramente más eficiente el uso del ratón, pero para el consumo de contenidos, que requiere de menos "interacción", prefiero la pantalla táctil.

Que Apple es una máquina del marketing que convierte en moda cada nuevo lanzamiento que hace es una realidad, pero eso no quita para que muchas veces actúe como catalizador de un mercado que a veces se enrosca en sí mismo y no es capaz de ver la salida...