lunes, 23 de marzo de 2009

La guerra hace extraños compañeros de cama

Telefónica y Vodafone. Vodafone y Telefónica. Dos grandes (si no las más grandes) operadoras de telecomunicaciones del mundo. Una española y otra inglesa. Ambas con altos beneficios, pero pasando por las turbulencias típicas de la crisis.

En momentos como estos, cuando vender más o a mayor precio se antoja harto complicado, toca torcer la vista hacia el recorte de gastos. E inevitablemente en este negocio los grandes costes vienen de la inversión en infraestructuras, las cuales exigen un crecimiento y actualización perennes. Así que hay que ingeniárselas, y las alianzas, impensables hace tan sólo unos meses, ahora cobran un cariz más apetecible.

Telefónica y Vodafone han llegado a un acuerdo para compartir infraestructuras a lo largo de varios países europeos. Una iniciativa que me parece realmente buena e interesante, que quizá debería haber llegado antes. Echo en falta que haya más operadoras involucradas en esta colaboración, pero al menos es un comienzo.

Y es que no desconozco las desventajas de tener una única red de telecomunicaciones, como la falta de impulso para la innovación. Pero, sinceramente, creo que ventajas como el ahorro de costes, la eficiencia del servicio ofertado, la reducción de antenas necesarias en nuestros paisajes (¿por qué tienen que haber una antena para cada operadora en un mismo sitio?), compensan esas deficiencias. Además, esto permitiría a las operdoras orientarse más hacia los servicios e ir deshaciéndose de una red que cada vez se convierte más en una commodity, aunque hoy en día luchen por evitarlo.

Telefónica y Vodafone van a compartir sus infraestructuras y espero que no sea sólo una medida circunstancial, sino el comienzo de una tendencia más generalizada.

4 comentarios:

Javier Lecanda dijo...

Pues sí, un anuncio muy positivo pero definitivamente no es el primero de su tipo... La compartición de red ya es una tendencia:
Vodafone y Orange ya tienen un acuerdo para compartir emplazamientos de 2G y 3G y en algunos casos utilizan un solo transmisor en ambas frecuencias.
Otros casos son Tele2-Telia, Telenor-3, Tmobile-3... y en España ya comparte Telefónica con Yoigo y en realidad todo OMV es una forma de compartición de red.

Así que sí, como dices, los operadores estan buscando evolucionar hacia servicios ya que su infraestructura de red no es diferencial.

Alejandro Cordón dijo...

Sip, pero es la primera vez que Telefónica comparte de verdad, al menos que yo recuerde. Con Yoigo lo que tienen es un contrato de uso de la infraestructura, Telefónica no utiliza las antenas de Yoigo.

Hasta ahora Telefónica había puesto antenas allá donde quería cobertuera. Que vaya a usar las de Vodafone me parece un cambio de estrategia bastante relevante.

Antonio Cordón dijo...

En realidad lo que se hace no es compartir la red sino comartir emplazamientos.

Es una respuesta al problema municipal, del que tanto hemos hablado.

La comartición de redes como tal, no es objeto del presente acuerdo, aunque si de otros que mantienen unos operadores con otros.

Hay que decir de todas formas, que la compartición es el prólogo de la neutralización y la separación funcional.

Si varios utilizan un mismo bién ¿Por qué tiene que haber privilegios?

Jose Ignacio Hita Barraza dijo...

Sigo pensando que las comunicaciones móviles deberían ser como los ferrocarriles, el estado que ponga las antenas y las empresas privadas que las exploten, no es justo que la barrera de entrada para una empresa que quiera ofrecer servicios de comunicación móvil sea tan alta...