miércoles, 11 de marzo de 2009

¡Que peste de políticos!

No puedo por menos que escribir esta nueva entrada en el blog despues de escuchar como dos representantes del PSOE y el PP se echaban en cara todo tipo de reproches como consecuencia del cierre, (en falso), de la llamada comisión de investigación a cuenta de lo publicado por el diario El País sobre unos supuestos casos de espionaje (entre los propios miembros del PP).

Viene al caso por lo que ya otras veces hemos comentado acerca de la falta de interés que tiene la mayor parte de lo que publican o editan los medios.

El origen de este problema, que es anterior a la crisis publicitaria, es que los políticos confunden crecientemente sus intereses partidistas, e incluso personales, con los intereses de los ciudadanos a quienes quieren y dicen representar.

A mi me parece muy bien que el PP de la comunidad de Madrid quiera eternizarse en el poder, lo mismo que el PNV en Vascongadas, y que los partidos rivales quieran sustituirlos en las poltronas y coches oficiales, pero por favor que no se crean que sus disputas en ese sentido nos interesan, ni nos importan. Que no se envuelvan en las banderas y en las pátrias para defender su derecho al cargo y al sueldo.

Resultan patéticos con sus historietas.

Lo de la comunidad de Madrid es un sainete. Una comedia de los hermanos Marx, con señores con barba de atrezzo malpegada, y señoras que ponen cara de tontas.

Y lo malo es que como los medios están completamente unidos a los partidos, y todos sabemos con quien va cada cual, de la manera mas desvergonzada y militante, el espectáculo que nos proporcionan entre unos y otros es delirante. Y sobre todo aburridísimo.

¡Que no nos interesa!

Que hay temas de verdad importantes a los que no dedican un minuto, engolfados como están en sus miserables patrañas.

El espectáculo de los medios es deprimente.

Si creen que van a vender mas periódicos o a ganar más audiencia con esa basura están muy equivocados.

En medio de la crisis mas fuerte que ha sufrido nuestra sociedad desde la segunda guerra mundial, nuestros "líderes" se dedican a sus cosas.

Lo mismo pasaba en la república de Weimar...

2 comentarios:

Jose Ignacio Hita Barraza dijo...

Te falta comentar la omnipresencia de Rosa Díez, que puede actualizar su Twitter mientras está en directo en la televisión contestando preguntas de una entrevista.

La mayoría del tiempo me siento gobernado por otra especie diferente de la humana, como si ellos se encargasen de solucionar problemas que no me afectan en absoluto porque soy de otro planeta...

Alejandro Cordón dijo...

Son lo peor, pero mucho me temo que son lo que merecemos...