martes, 7 de julio de 2009

El absurdo mundo de los precios de los SMS

No recuerdo si el tema de los precios de los SMS ha rondado ya La Jungla, pero lo volveré a traer al primer plano porque me parece una situación indecente.

Resulta que hoy en día me es más barato enviar un SMS desde Berlín a Madrid que desde Alpedrete. Pura magia a cargo de la "competencia" en las telecomunicaciones que tenemos el dudoso placer de disfrutar en España.

A comienzos de mes entró en vigor una norma comunitaria según la cual los SMS entre países de la Unión no podrían tener un coste superior a los 11 céntimos. Como nadie quiere ver recortado su pastel más de lo necesario, este pasó a ser el precio estándar para todos los SMS inter-países-UE. Claro que en España los SMS siguen costando 15 céntimos (por lo común, en la mayoría de los planes de precios), un 36% más caros que los europeos. ¿Es acaso esto razonable?

El misterio radica en que el coste que tiene para las operadoras un SMS es tan sólo de 0,0020€, por lo que son prácticamente pura ganancia. Con la cantidad de mensajes que se intercambian al año, estos movimientos supusieron el 12% de la facturación en el año 2008, sin incurrir apenas en coste.

Desde las 25 pesetas que costaba un SMS hace 10 años hasta los 15 céntimos que cuesta hoy en día, la variación ha sido nula. Si los minutos de voz han bajado de precio, los Kbs de datos también y, en general, todo servicio de telecomunicaciones, ¿por qué no lo han hecho los SMS?

Ayer Movistar, Orange y Vodafone fueron denunciadas bajo acusación de pactar estos precios, lo que comúnmente se conoce como oligopolio. Aunque hoy Competencia ha desestimado la petición al no encontrar indicios de tal pacto. Yo, realmente, no sé qué pensar. Por un lado, parece muy extraño que, ante un mercado en plena lucha por robar clientes a la competencia, no se acuda a recortar los precios de aquellos servicios con menor coste. Pero, por otro lado, entiendo las reticencias a romper una barrera psicológica, la de los 15 céntimos, que los consumidores han aceptado como buena y que no se plantean como variable.

Veremos qué ocurre en los próximos años. Yo, personalmente, cada vez utilizo más el correo móvil y Twitter para el intercambio de mensajes cortos con mis amigos. Y entiendo que esta será la tendencia que se vaya popularizando cada vez más a corto plazo. Al fin y al cabo, no deja de ser pagar por SMS para hacerlo por una conexión móvil a Internet.

2 comentarios:

Jose Ignacio Hita Barraza dijo...

Lo de los SMS's es bochornoso, en cualquier país serio, como UK, por ejemplo, te dan todos los SMS's que quieras gratis dentro del coste de la mensualidad de tu tarjeta, como Orange por ejemplo, precisamente por lo que tú has dicho, porque tienen un gasto casi nulo. Pero aquí, en España, país de chiste, a sajarnos por una cosa que tiene un valor ínfimo.

Yo ya lo he decidido, este verano me voy a cambiar a Simyo, que por lo menos tienen los SMS's a 9 céntimos, y cuando me llamen llamen los Orange llorando les voy a decir que o me ponen unas tarifas decentes o nada, y será nada, claro :)

Alejandro Cordón dijo...

@Jose Ignacio Por un momento me he imaginado a Mr. Orange llamándote por teléfono, llorando: "nooo! no te vaaaaayas!!"

XDDD