viernes, 26 de noviembre de 2010

En analítico.es El último invento de Murdoch

Hoy se ha publicado un nuevo artículo mío en analítico.es, acerca de The Daily, el futuro periódico digital de Rupert Murdoch. Es el comento mis impresiones acerca de la iniciativa, aunque vaya por delante que no le auguro mucho futuro...


Edito: ante la desaparición de analitico.es, incluyo en este post el escrito que escribí en su momento...


Si no puedes con ellos, únete a ellos, ha debido de pensar Rupert Murdoch, CEO de News Corp, verdadero gigante de las comunicaciones. Defensor del periódico como medio, no en vano posee más de 100 cabeceras, entre las que destacan The Wall Street Journal y The New York Post, el señor Murdoch nunca se ha sentido cómodo frente a la disrupción que Internet ha causado en sus negocios.

Hace unos días se revelaron los primeros detalles de su nuevo proyecto, un diario digital para el iPad que se llamará The Daily y que verá la luz en Estados Unidos a principios de 2011. Este diario tendría forma de aplicación para la tableta de Apple, que podría estar cerca de abrir un kiosko de subscripciones a varias cabeceras. En concreto, se ha establecido una colaboración que concede a los chicos de Cupertino la exclusividad temporal del periódico frente a otras tabletas competidoras. Más allá aún, no existirá versión en papel, ni siquiera acceso a través de página web.
Unos cien periodistas escribirán para este periódico para crear una edición diaria. La aplicación se basará en la suscripción y costará 99 céntimos a la semana, un precio bastante ajustado, únicamente posible gracias a la eliminación de los costes de impresión y distribución.

Sosteniéndose sobre la idea de que el consumidor está dispuesto a pagar por un contenido diferencial, el proyecto pretende mantener vivo el concepto de periódico cambiando únicamente la presentación. A todos los efectos estamos hablando de un periódico tradicional “encerrado” en una pantalla, arrastrando casi todas las características que hacen que este medio vaya perdiendo interés.

El problema del periódico no es su formato físico, que también, sino que contiene las noticias del día anterior, en un mundo donde la inmediatez es un activo. Parece ser que The Daily tendrá pocas actualizaciones a lo largo del día. Si a eso le sumamos el nulo valor de la noticia por sí sola, disponible a través de múltiples canales, este nuevo medio va a necesitar contar con una marcada línea editorial con perspectivas cualificadas, que compense la vejez e intranscendencia del contenido, para aportar un valor diferencial al lector.

No sólo eso, sino que tampoco se cuentan con otras funciones interactivas que hoy son de sumo interés, tales como la personalización de contenidos alrededor de gustos y contexto del lector (forma de vida, localización, religión, nacionalidad, etc.), los enlaces desde otros medios y fuentes, la experiencia social…

Una de las cosas que la historia nos ha enseñado es que las soluciones del pasado no funcionan bien dentro de los paradigmas del futuro. El periódico fue ideado y extendido en un momento en que las comunicaciones no eran ubicuas e inmediatas y tenía sentido agrupar los sucesos del día e imprimirlos en un papel. Intentar vender esa experiencia en el presente, tan sólo cambiando los árboles muertos por una pantalla, no va a funcionar. Buena suerte, señor Murdoch.

2 comentarios:

Antonio Cordón dijo...

Hay una vieja aspiración en el periodismo que es reclamar para el papel el rol de la reflexión y de la información contextualizada y analizada.

Es la idea detrás de The Economist, que si tiene éxito, y otras publicaciones especializadas.

Para mi el problema de los diarios es la falta de sintonía con las preocupaciones de la nueva generación.

Como ya hemos hablado los viejos esquemas de la política sencillamente no interesan.

Pero la cuestión es, ¿que demonios os interesa?

Alejandro Cordón dijo...

The Economist no da noticias, las comenta. Como digo, eso es lo que podría tener sentido en una publicación de estas características, que unos expertos te den su perspectiva de lo que está ocurriendo.

¿Pero tiene sentido una periodicidad diaria? No lo creo... De hecho, los periódicos sí que aspiran a dar noticias, y eso es un modelo ya caduco.

A mí The Economist me interesa (otra cosa es que no lo lea por falta de tiempo). Lo que no me interesa es que me cuenten que ayer Korea del Norte atacó a Korea del Sur...