miércoles, 24 de noviembre de 2010

En perspectiva...

Para mí Spotify cambió la forma en que escucho música. Igual que me cambió cuando compré mi primer iPod y empecé a usar el iTunes hace ya 4 años. Con una biblioteca musical inmensa bajo las yemas de mis dedos, mis auriculares están sonando siempre al ritmo de los temas que me acompañan en el trabajo, en el coche o en el metro, rara vez repitiendo melodía. ¿Qué escucho por ahí una canción que me gusta? Rápidamente la busco en Spotify y la añado a mi lista de reproducción.

Para mí el modelo de servicio de Spotify indica el camino que deben de seguir los contenidos. Ya no son productos individuales, que compras de uno en uno o agrupados en CDs, sino que se ofrecen en forma de servicio de entretenimiento o información, a cambio de un precio razonable.

Sin embargo hoy leo que Spotify ha perdido más de 19 millones de dólares en 2009 y no puedo evitar un temblor que me recorre la espalda. ¿Realmente conseguirán las discográficas matar su única esperanza de futuro? ¿Conseguirán perpetuar un modelo de negocio caduco frente a uno innovador?

Se estima que el servicio tiene 10 millones de usuarios, 500.000 de ellos de pago. Eso es un 5%, que no parece suficiente para correr con todos los gastos que genera la compañía. Sin embargo, aún queda esperanza. Estamos ante un modelo de negocio claramente condicionado por el hito de superación de la barrera del número crítico de usuarios. Por cada nuevo consumidor de música, el coste aumenta de manera despreciable, pero si uno de cada 20 paga, al final muchos deberían sumar para cuadrar las cuentas.

Esperemos que así sea y que este se demuestre como un negocio viable. No querría volver a los tiempos de buscar en mp3 las canciones que me gustan. Y mucho menos volver aún más atrás y ni siquiera descubrir nuevos grupos o temas por no tener acceso a ellos.

El negocio es el servicio.


Editado: Corrijo el link a la lista de reproducción del Spotify, ¡que no funcionaba!

4 comentarios:

more :Þ dijo...

Estoy deseando renovar mi móvil para mejorar mi cuenta a premiun.
Spotify es la única factura que pago todos los meses sin que se me quede cara de que me están tomando el pelo.

Si Spotify muere, las discográficas se quedarán sin mi dinero.

Antonio Cordón dijo...

Si el modelo Spotify muere, la piratería repuntará, pero la crisis y la filosofía del todo gratis no ayudan.

Francamente no confío en que la gente se dé de alta masivamente en el pago voluntario, y la publicidad disminuye según el consumo se retrae.

Veremos.

Alejandro Cordón dijo...

Haciendo unas cuentas rápidas, si el 5% de sus usuarios pagan 10€ al mes (120€ al año), tienen unos ingresos de 60M. Si han perdido 20M, "sólo" necesitan 15 millones de usuarios para conseguirlo.

Eso es aumentar en un 50% su base de usuarios (o aumentar el porcentaje de los que pagan). Si hace 2 años eran 1 millón y ahora son 10, y tenemos en cuenta el próximo desembarco en EEUU, me parece que las cuentas sí que les pueden salir...

¡Esperemos que así sea!

Ganzúas dijo...

Spotify es una ventana abierta a la cultura, pero claro la cultura como servicio gratuito no interesa a nadie. Es más fácil gritar y tirarse de los pelos que adaptarse a un nuevo modelo, que por más que quieran algunos, es imparable.