lunes, 2 de abril de 2007

Esas pequeñas cosas importantes

En esta vida hay muchas cosas que ya sea por ignorancia, por subestimación o por estar habituados a que siempre están ahí, no se les da la importancia que poseen. Este hecho se da en muchas circunstancias, algunas de mucha relevancia, otras de menos. Son esas cosillas que no se echan de menos hasta que no están ahí o fallan.

El mando a distancia de la tele, el agua del grifo, el sol por las mañanas.... Y las contraseñas en Internet son otro claro ejemplo.

Recientemente he vivido un caso de una persona que "perdió" su contraseña de la cuenta de correo y al ir a contestar la pregunta secreta, esta era algo así como: "pepepepepeepppe". Evidentemente, la respuesta ha quedado perdida desde el mismo instante en que fue escrita por primera vez.

Eso no es todo, pues parece ser que esta persona usa exactamente la misma contraseña (una no excesivamente difícil de adivinar....) para todos los registros que hace. Eso sí, los datos personales que mete siempre son falsos, sin discriminar si la página es de fiar o no. Ahora será más difícil demostrar que la cuenta es suya.

Este tipo de acciones no son de un sujeto aislado. Casi todo el mundo las sigue. Gente que mayoritariamente vive en un mundo donde piensa que cuando él o ella apaga el ordenador, Internet desaparece.

Internet es un sitio donde hay que tener cuidado. ¿Por qué no dejas la llave de tu casa debajo del felpudo (bueno, menos en las películas americanas cuando el hilo argumental convenientemente lo requiere)? Por ese mismo motivo no se puede desperdiciar la 'pregunta secreta'. Aunque Internet sea intangible y tu casa no lo sea, la información que puedes albergar en cualquier sitio que te registres te puede ser de mucha importancia. Dale el valor que tiene. Cuídala. Preocúpate de lo que haces, de dónde te registras (a veces es bueno y a veces es malo), sobre que cajas das a 'aceptar', que cosas descargas e instalas, etc.

Si no tienes cuidado, algo en el ordenador te fallará el día que menos te lo esperes. Y en ese momento, sólo en ese, te darás cuenta de que todo lo que esta escrito en este post es verdad.

1 comentario:

more :Þ dijo...

Yo soy un gran amigo del teclus apurreus en los registros de internet. Es una practica que recomiendo con gran insistencia. Es inpensable la cantidad de ojos indiscretos que hay al otro lado de las web.
Recientemente en ringo (http://www.ringo.com/) les apeteció mandar un email a supuestos "contactos" mios, los cuales no conocia de nada, invitandoles a felicitarme por mi cumpleaños y dandoles mi cuenta de messenger?!?!?!
La amenaza contra la intimidad no se limita a las webs cutles que ofrecen "servicios" gratis. Actualmente trabajo en una operadora telefónica, y pese a que soy el eslabón más bajo de la cadena, un triste programadorcillo, tengo acceso a todos los datos de clientes de la empresa. No me siento especial, todos los desarrolladores los tenemos...

¿Que era la LOPD?
Ha si, otra idiotez con la que los politicos se anotaban tantos, pero tan inutil como otras muchas leyes (Ley de partidos, LSSI, Reforma universitaria ....)

Indeed, democracy is the worst form of government except all those other forms that have been tried from time to time.

Winston Churchill

Speech in the House of Commons (1947-11-11)