martes, 16 de septiembre de 2008

La consola de Apple, portátil

Y cuando muchos estábamos esperando que Apple lanzase su plataforma de videojuegos para el salón, nos sorprende con un giro inesperado y presenta su nuevo iPod 2G como consola portátil. Así, sin previo aviso.

Porque después de pequeños experimentos con el iPhone, el nuevo iPod Touch ya es descaradamente vendido como plataforma para jugar. Y así nos lo hizo saber la semana pasada Apple en la presentación de la nueva generación de sus productos. No hay más que ver el anuncio promocional, donde la música apenas tiene presencia en un suspiro, dejando su lugar a los videojuegos. Todo el mundo sabe que un iPod sirve para escuchar música, ahora toca destacar lo nuevo.



Y es que la Appl Store ya lleva más de 10 millones de aplicaciones descargadas, y subiendo. Un auténtico filón el que ha desenterrado Apple aquí, del que sólo vemos la cima de momento. Habrá mucho más a corto plazo. Porque la industria de los videojuegos está en auge, qué duda cabe. Cada vez mueve más dinero, dejando atrás otros mercados audiovisuales, como pueden ser la música y el vídeo. Apple no quiere perderse nada.

Realmente los juegos disponibles hoy en día son más bien simplones. Nadie esperaría (ni aceptaría) aplicaciones de estas características en una PSP, consola contra la que algunos piensan que el iPod Touch compite. No estoy de acuerdo. Creo que ahora mismo el iPod únicamente compite contra otros reproductores, dejándolos ridículamente atrás.

Otra cosa es reconocer que este es sólo el primer paso. El iPod seguirá evolucionando sin pausa, y lo mismo harán las aplicaciones preparadas para el mismo. Aplicaciones sencillas y divertidas, pero nunca las que lanzaría una verdadera videoconsola de bolsillo. El objeto del dispositivo es distinto. ¿Llegarán al salón? Creo que sí, pero siguiendo un modelo similar: compitiendo contra otros set-top boxes basados en vídeo, pero no contra la PS3 o X-Box 360. Aunque esto ya es harina de otro costal que habría que tratar otro día.