lunes, 1 de enero de 2007

Epic y la convergencia digital

En un principio, el nuevo mundo digital no era más que un reflejo del mundo analógico. El concepto de teléfono móvil era similar a un fijo pero con capacidad para ser portátil. Cuando aparecieron las PDA's, no eran más que agendas con cristal líquido en vez de papel. Los periódicos publicaban noticias en sus páginas web del mismo modo que lo hacían sobre el papel. Pero con el avance de la tecnología y, más importante aún, el cambio en la forma de ver esa tecnología, todo esto cambió.

Muchas conceptos, supuestos de cómo se hacen ciertas cosas y utensilios que en un principio no parecían tener nada en común, empezaron a acercarse, fusionarse y cambiar para siempre. Siguiendo el ejemplo antes expuesto, los teléfonos móviles fueron poco a poco adquiriendo funciones de una PDA, y éstas incorporando sistemas de llamada telefónica. Esta es la llamada convergencia.

Y no es sólo de aparatos electrónicos, sino también de los medios y su interacción con el público. Robin Sloan and Matt Thompson han creado un vídeo que muestra una posible futura línea temporal, centrándose en la convergencia de medios en Internet. Un vídeo que realmente merece la pena ver, porque da una idea de lo que puede ser el futuro que se nos avecina a corto plazo. Un futuro que a mí me deja boquiabierto y expectante.

Epic, en inglés, subtitulado al español (8 minutos)

1 comentario:

Antonio dijo...

La convergencia era inevitable desde el momento en que las centraled de conmutación comenzaron a digitalizarse. Esto sucedió a finales de los setenta y para comienzos de los noventa ya se había generalizado. La inteacción con los ordenadores era un hecho y los protocolos IP hicieron de lengua franca. Luego llegó la evolución de la banda ancha y con ella la posibilidad de que la enorme máquina de la red de telecomunicaciones pudiese srvir para mas que para transportar voz. Si todo eran bits ¿que mas daba lo que fuera?. Eso llevo a pensar que había que generar contenidos y naturalmente, lo lógico era pensar en los medios de comunicación y en las empresas de entretenimiento, que al fin y al cabo, son los que saben de eso.
A mediados de los noventa ya se hablaba abiertamente de la convergencia de telecomunicaciones, informática y medios, y comenzó a gestarse un gran movimiento de fusiones y adquisiciones que alimentó parcialmente la burbuja especulativa que explotaría en el año 2001.
Hoy estamos envueltos en esa dinámica convergente y todo el mundo se posiciona para obtener los mayores beneficios o al menos para sobrevivir.
Por una parte está el mundo que viene de la informática, es decir internet, microsoft, cisco, apple, etc. Por otro el proveniente de las teleco, telefónica, ericsson, sprint, verizon, orange, alcatel, etc. Por último están los medios, completamente despistados. El campo de batalla es enorme, pero surgen escaramuzas continuamente. La última es la de la neutralidad.
De eso ya hablaremos otro día.