sábado, 6 de enero de 2007

“He sido un hombre afortunado: nada en la vida me fue fácil”

La frase que da título a esta entrada es de Freud y sirve para resumir un texto muy interesante que he encontrado vía menéame. Tenía otras entradas en mente para escribir antes, pero estos párrafos me ha llamado mucho la atención.

Recomiendo encarecidamente la lectura de este texto, acerca de los problemas y sus soluciones. Además, explica a grandes rasgos lo que yo creo que es uno de los verdaderos problemas de la juventud de hoy en día. Fundamental.

2 comentarios:

Antonio dijo...

Veo que tarde o temprano, las generaciones jóvenes nos acusareis a las generaciones anteriores de vuestra falta de preparación para afrontar las "realidades" de la vida.
Esto es curioso porque las generaciones anteriores a la nuestra, nuestros padres o abuelos; nunca se plantearon estas cuestiones. Ellos vivían y sus hijos se apañaban como podían.
Dice Woody Allen en una de sus peliculas que todos estos problemas de la psicología y de las frustraciones tienen que ver con que en realidad no tenemos problemas de verdad, como guerras hambre, enfermedades, etc. Es verdad.
Si llegan esos problemas de verdad, no os preocupeis que ya aprendereis a resolverlos, si no, si teneis la suerte de que dure este periodo de estabilidad, disfrutarlo. Un educación espartana no garantiza la adecuación al medio. Los espartanos perecieron.

Antonio dijo...

creía que se había borrado. Uffff!
que alivio!