martes, 27 de mayo de 2008

La cabeza y el bolsillo

Decía un profesor que tuve en pre-universitario, que nunca llevasemos en la cabeza lo que pudiéramos llevar en el bolsillo, y aparte que tenía razón, me ha venido a la memoria ese comentario, traido a su vez por otro recuerdo de una conversación con un jóven empresario de las TIC en la que comentamos si no estaríamos cargando las redes con transmisiones de datos innecesarias, en la medida que los sistemas de almacenamiento han ido creciendo vertiginosamente.

En efecto, si toda la música del mundo cabe en una docena de tarabytes, para que andar bajándose cosas todo el rato.

Pero hay otras consideraciones y estas tienen que ver con algo comentado por Alejandro el otro día.

Me refiero al sistema de datos médicos de Google, que aspira a tenernos a todos registrados, aunque con todas las garantías, o eso afirman.

Naturalmente eso no se lo cree nadie que esté un poco enterado, y en esto que hoy leo en los medios la aparición de un dispositivo llamado MIC o Med-Info-Chip, que no es otra cosa que un USB con un software que permite organizar y gestionar nuestro historial médico.

A mi me parece una idea mucho mejor que la de Google, puesto que mis datos los tengo yo y soy yo quien se los presto al hospital o al médico que me trata, y tras la consulta o el tratamiento, yo me llevo los datos convenientemente actualizados y la copia hospitalaria se destruye, y no ocupa sitio, ni tampoco es suceptible de ser utilizada en mi contra.

Me parece que la máxima de mi antiguo profesor sigue vigente, y que gracias a los USB o a los discos duros portátiles, lo que podamos llevar en ellos y en nuestro bolsillo, no deberíamos dejarlo en manos de ninguna institución por muy benéfica que pueda parecer.

3 comentarios:

Alejandro Cordón dijo...

¿Y si no tienes el USB en el momento? ¿Y si te lo dejas en casa? ¿Y si lo pierdes?

Sigo defendiendo la opción de guardar la información en "la nube", me parece que no hay comparación en términos de eficiencia...

¿Para qué tener agua corriente si podemos guardar en el bolsillo agua embotellada?

Javier Lecanda dijo...

Concido con alejandro... es mucho más comodo guardar la información en "la nube", aunque claro que tampoco puedes confiar toda tu info a quiensea...
La solución? pues una alternativa creo que es tener tu propio servidor... cosa que no la veo tan alejada de la realidad. Ya sea por hosting alquilado (si confias a quien se lo alquilas) o con soluciones personales del tipo Windows Home Server. Al final, tarde o temprano creo que todo irá en ese rumbo.

Anónimo dijo...

la cita del principio la dijo einstein, colega