lunes, 11 de enero de 2010

Y finalmente Google presentó su teléfono

Llevaba oyendo rumores de un teléfono Google desde hacía años. Cuando salió Android, el sistema operativo para móviles de esta compañía, todos los analistas pensaros que estos es lo que se referían los chismes. Pero parece ser que no era así, que efectivamente el buscador, cada vez menos, tenía bajo la manga entrar en el terreno del hardware: el Nexus One.

Este movimiento me desencadena una serie de pensamientos que quisiera comentar. Primero, no sé si se podría decir que Google ha traicionado a Motorola y Samsung, y no meto a HTC porque es la ingeniería detrás del Nexus. Google convenció a grandes players del sector de la telefonía móvil para abandonar sus sistemas operativos propietarios y pasarse a la plataforma libre Android, contando con que el tamaño hace la fuerza como principal argumento. Y ahora resulta que saca al mercado un teléfono móvil Android pero con su propia marca Google, con todo lo que ello conlleva, pasando a ser a la vez proveedor y competidor. No sé si esto estaba sobre el papel en el momento de la negociación, pero si no, intuyo que en algunos despachos andarán muy nerviosos...

Otra idea que me ronda por la cabeza es la inevitable comparación con el iPhone y la duda de si éste será realmente el iPhone killer, 2 años y medio después de su aparición. En esta web se puede ver un gráfico comparativo donde se puede apreciar que las características del Nexus son ligeramente superiores a las del teléfono de Apple: mejor pantalla, mejor batería, mejor cámara, multitarea.... No obstante no suponen un salto cualitativo tan grande, y menos será una vez se presente el iPhone del verano de este año (ya doy por sentado que habrá una nueva versión). Quizá la clave diferencial entre ambos terminales resida en la integración con los servicios de Google, que se puede esperar que sea mucho mejor en el Nexus que en el iPhone. Los usuarios de Apple suelen ser fuertes consumidores de GMail, GMaps, Picasa, GCalendar, GDocs... por lo que éste puede ser un motivo lo suficientemente poderoso como para saltar a Android. Sin embargo, y por el mismo motivo, dudo mucho que Google descuide mucho el iPhone, popular plataforma que le conviene dominar a nivel de servicios.

Tampoco quisiera dejar de comentar lo curioso que resulta que sean 2 compañías hasta ahora ajenas al sector de los terminales los que han sacado los últimos teléfonos distinguidos. Esto se debe a que la competitividad no radica tanto en el número de funcionalidades por centímetro cúbico, sino en la experiencia de usuario provista. Google y Apple, líderes en este ámbito, no han sido capaces de transmitirla a través de los terminales de terceros y han tenido que ser ellos mismos los que descendiesen en la cadena de valor para llegar como ellos querían a los consumidores. Al fin y al cabo, el último eslabón es clave en la experiencia ya que hace de interfaz. Me queda la duda de si esta capacidad queda fuera del alcance de otras compañías como Nokia por tradición y legado o por falta de know-how.

Por último mencionar que no creo que el Nexus One vaya a copar el mercado del Android, sino que su intención es impulsarlo. Google quiere acelerar la bola de nieve y hacer que engorde de manera exponencial aún más rápido, limando la distancia que tiene con su actual mayor competidor en este frente, Apple.

6 comentarios:

Jose Ignacio Hita Barraza dijo...

Hay determinadas características de los dispositivos móviles que cuando son retiradas el usuario medio no lo suele notar, como por ejemplo la cámara delantera para videoconferencia o los MMS, Apple sabe identificar muy bien cuáles son esas características y aunque sus móviles se dejen alguna de ellas atrás, siempre triunfan porque añaden otras que se convierten en fundamentales en cuando el usuario tiene el móvil más de cinco minutos.

Sin embargo, me parece que Google carece de esa faceta y la ha cagado quitando el multitouch, mucha cámara y mucho procesador, pero en cuanto el usuario del iPhone vaya a darle un pellizco a la pantalla, se va a dar cuenta de que echa de menos el iPhone.

Creo que para este año Apple va a dar otra vez la campanada con el iPhone y todos los pseudo imitadores que hay ahora en el mercado (HTC Hero, Nexus, LG's y Nokia's del montón) se van a comer los mocos. Aquí queda mi predicción de año nuevo, jejeje.

Alejandro Cordón dijo...

Creo que tienes razón, aunque siempre habrá Google fanboys que se decantarán por el Nexus. Los que realmente van a sufrir son todos los demás...

Jose Ignacio Hita Barraza dijo...

Una cosa que he descubierto es que nunca hay que hacer caso a los fanboys, ellos son como los afiliados a los partidos políticos o los devotos de una religión, ellos siempre van a decir que su líder lo hace muy bien y es todo maravilloso aunque sea una puta mierda, para mí esa gente no cuenta porque no tiene criterio (o bueno, sí, tiene un criterio). Para mí la opinión más valiosa es la de alguien que tiene productos heterogéneos.

Jose Ignacio Hita Barraza dijo...

Efectivamente Google también sabe segmentar su producto como Apple hizo con el primer iPhone, seguramente el Nexus Two tenga multitouch, claro...

http://www.gsmspain.com/noticias/1837_Nexus-Two--Google-tiene-hambre-de-mercado-Apenas-Google-Nexus-One-ha-dado-sus-prim.html

Antonio Cordón dijo...

Parece que en su primera semana de ventas el Nexus no ha vendido mas que 20.000 unidades, muy poco en comparación con sus competidores de Apple y Motorola.

¿Se habrá acabado el público de los smart phones?

Alejandro Cordón dijo...

Efectivamente, la mayoría de los usuarios intensivos de smart phones ya tienen un iPhone, limitando el mercado accesible del Nexus. Pero también es cierto que la campaña publicitaria de Google ha brillado por su ausencia, por lo que aún no es muy conocido fuera de los "corrillos de Internet"...